March 23, 2018
Sácale provecho al formato cuadrado

En la fotografía, puedes presentar tus capturas de distintas maneras. Uno de los factores que puedes tomar en cuenta es el formato o relación de aspecto de la imagen. Hay muchas opciones que tienes para escoger y una de ellas ha resurgido de las cenizas de la fotografía analógica y ha alcanzado gran popularidad en la era digital gracias a Instagram. ¿Sabes cuál es? El formato cuadrado. Sigue leyendo, para enterarte de cómo lo puedes aprovechar al máximo en las fotos de tu Instax Square SQ10

Sus orígenes

La empresa alemana Rollei presentó, en 1929, la primera cámara comercial que trabajaba con películas en formato cuadrado (también conocido como 1:1). A raíz de ella, muchos fotógrafos se sumaron a esta tendencia. Entre los más reconocidos internacionalmente podemos resaltar a Richard Avedon e Irving Penn.

Por supuesto que, con la llegada de las cámaras digitales, este formato quedó olvidado a pesar de su amplia notoriedad en la era analógica. Pero la Square SQ10 de Instax retoma este formato para hacer creativas composiciones.

¿Cómo componer con el 1:1?

Cuando pensamos cuadrado, todo cambia. La organización de los elementos dentro del cuadro es completamente diferente, las reglas convencionales de composición pueden quedar en un segundo plano y debemos entender cómo trabajar con la proporción de espacio que tenemos para lograr un resultado estético.

Apuesta por el centro

Contrario a otros formatos en lo que (muy probablemente) usamos la regla de los tercios, cuando trabajamos con un tamaño cuadrado, una de las principales “normas” de composición es centrar al sujeto u objeto de interés.

Figuras geométricas

El equilibro y la simetría que te brinda el cuadrado puede ser fácilmente aprovechado para darle protagonismo al objeto fotografiado. La forma de la imagen llevará la atención del espectador al centro, por lo que puedes centrar tu motivo o sujeto sin preocuparte por otros aspectos; siempre resultará una vía efectiva para lograr un buen resultado.

Sin embargo, en el formato cuadrado también puedes usar la regla de los tercios. Esto te puede ayudar para crear fotografías de paisajes o minimalistas.

Sácales partido a las figuras geométricas

El uso de círculos, triángulos y otras formas aportan una mayor fuerza a tus trabajos. Además, con la relación 1:1, todas las características de estas figuras utilizadas cobran más significado y más poder para crear sensaciones en el espectador.

Usa las líneas

El aprovechamiento de las líneas naturales en el entorno como herramienta principal de composición tiene repercusiones poderosas en tus imágenes. Así como puedes hacer uso de ellas en las fotografías rectangulares, puedes hacerlo también con el formato cuadrado. Las líneas guían a la audiencia para observar el trabajo como tú quieres que lo hagan, además de significar un gran atractivo.

Crea movimientos circulares

El formato 1:1 es genial para crear movimientos o maneras de “leer” la fotografía. Esto es una ventaja frente a las fotografías rectangulares que se leen de un lado a otro o de arriba abajo, dependiendo de la orientación de la imagen. Como ya mencionamos en el párrafo anterior, las líneas son un arma clave para hacer que los demás perciban el todo y sus partes como te convenga. No obstante, el círculo resulta una vía más innovadora e interesante de examinar una foto. Atrapa a tu público con esta herramienta.