August 27, 2018
Life Is Strange: el mundo capturado en fotografías instantáneas

El periodo entre la adolescencia y los primeros años de la adultez puede resultar difícil para muchas personas, en especial si lo combinamos con amistades perdidas, accidentes, bullying, drogas, maltrato familiar, un posible psicópata y poderes mentales que alteran el tiempo y el espacio al mejor estilo del efecto mariposa. Sí, Life is Strange es tan extraño como su nombre e impactante como lo sugieren sus contenidos.

Life is Strange utiliza un sistema de aventura gráfica con toma de decisiones y pequeños elementos de puzzles que orientan poco a poco al jugador mientras se pone en el papel de Max Caulfield, una estudiante de fotografía que vuelve a Arcadia Bay una ciudad ficticia luego de varios años de ausencia. El retorno de Max a su antiguo hogar no es nada agradable y las cosas siguen complicándose cuando se presenta un asesinato en el baño de la Academia Blackwell, hecho que despierta en Max un extraño poder: puede cambiar el curso de la historia retrocediendo en el tiempo.

Lo que llama la atención de este juego, es que Max, todo el tiempo trae consigo su cámara instantánea lo que hace que a lo largo del juego vaya capturando instantes que más adelante en la historia sean cruciales para tomar decisiones en la historia. Las repercusiones de los instantes que fotografía son importantes a la hora de, por ejemplo, viajar a ese instante en particular y cambiar las acciones de ese momento, literalmente. Tal y como en la película Efecto Mariposa, Life Is Strange usa las fotografías como pequeños viajes en el tiempo, que, si lo vemos desde una perspectiva no literal, representan precisamente eso, volver a ese momento especial. ¿Conocías este juego? ¿Te dieron ganas de jugarlo?

Leonel Hernández