August 06, 2018
Errores que debes evitar en la fotografía instantánea

¿Quieres mejorar tu técnica y sacarle el mejor provecho a tu instax? Si la respuesta es sí, entonces tenemos algunos consejos para ayudarte a lograrlo.

Lo primero que tienes que evitar es no tomar la fotografía instantánea en serio. Sabemos que nuestras Instax se ven juveniles y divertidas, pero eso no significa que queden relegadas sólo para fotografía “de juego”; de hecho, hay fotógrafos reconocidos que aman tomar fotos con cámaras instantaneas.

Evitar desechar tu manual sin antes haberlo leído. Sabemos que leer manuales nunca entretiene, pero es algo muy necesario cuando se está haciendo uso de algo tan sofisticado como una cámara fotográfica. Más aún, conocer tu cámara a detalle te va a permitir conocer todas sus funciones, así como sus limitantes, y sacarle todo el provecho posible.

Evita tomar fotos demasiado cerca o demasiado lejos de tus sujetos. Recuerda que toda cámara instantánea tiene una distancia mínima de foco, lo que significa que, si te pasas, vas a tener una foto borrosa. Claro que tienes que recordar que este tipo de filminas son pequeñas, así que vas a tener que encontrar el punto ideal para que tu sujeto llene tu cuadro, pero no resulte fuera de foco.

No sacudas, por más que la cultura pop lo indique, la fotografía mientras se revela. Es más, no sólo no la agites, no la dobles, no la expongas a los elementos, no la pongas encima de otras fotos. Recuerda que es papel especial y, como tal, es delicado. Cuida tus fotografías, son únicas y tan valiosas como los recuerdos impresos en ellas. A decir verdad, siempre lleva contigo un álbum o algún lugar en el cual guardar tus fotos una vez tomadas. En nuestra tienda en línea, tenemos varios modelos.

Ten cuidado con la luz. Si algún reflejo muy fuerte, como un flash, o el mismo sol llega a estar directamente en la toma, lo más probable es que la foto quede sobreexpuesta y, más aún, también es posible que un horrible punto negro aparezca en tu foto y la arruine. Experimenta y aprende qué luz te funciona mejor.

Por último, no te limites a tomar tantas fotos como puedas. No pienses en las fotos imperfectas como desperdicios, sino como pasos necesarios para llegar a dominar la fotografía instantánea.