January 10, 2018
Exponer tu cartucho a la luz

Cuando colocamos un cartucho de película en nuestra cámara Instax y comenzamos a tomar fotos, solemos pensar que si volvemos a abrir la tapa del compartimento y sacar el cartucho todas las fotos se arruinarán ya que quedan expuestas a la luz.

Esto es verdad, la luz natural arruina los químicos de la película, pero si por equivocación llegas a abrir esa tapa y a remover el cartucho, no te preocupes, no todo está perdido.

Cuando vuelvas a poner el cartucho dentro de tu cámara, automáticamente el contador “pensará” que pusiste un cartucho nuevo, aunque ya hayas tomado algunas y te queden 6 por ejemplo.

La primera foto que tomes será lo que el mecanismo detecta que es el protector de plástico que tenemos al principio, así que esa foto saldrá completamente blanca. Ahora el contador quedará en 10, que son las fotos que te quedan por tomar, aunque ahora queden 5.

 

Toma un par de fotografías y ve qué sucede. Lo que obtendrás será una foto con una apariencia sobreexpuesta, pero de una manera muy peculiar con los colores opacos y con un par de líneas blancas en los costados que denotarán como la luz quemó la película y una segunda foto menos sobre expuesta y con colores menos opacos, pero de igual manera como de un look envejecido por los años. La cuarta y quinta foto que tomes saldrán sin ningún problema.

Así que es bueno saber que, si te llega a pasar, no habrá ningún problema, solo perderás 2 o 3 tiros, pero los demás estarán perfectos. Incluso, puedes usar esta idea si te quedan unas tres fotos para obtener imágenes muy creativas ¿no?

Adquiere tus cartuchos de películas en nuestra tienda online y tira muchas fotos con Instax.